Audiencias

Puede solicitar audiencias de Lunes a viernes dede 9:00 a 13:00 hs. y 17:00 a 20:00 hs.

(Las audiencias corresponden a los días lunes y martes):

♦ T.E.: 03794 - 231634 (fijo)

♦ Salta 545 Corrientes Capital Argentina.

Como ingresar?

Enlaces de interes

Senado Corrientes.

http://www.senadoctes.gov.ar/

Honorable Cámara de Diputados de Corrientes.

http://www.hcdcorrientes.gov.ar/

Gobierno de Corrientes.

http://www.corrientes.gov.ar/

Ministerio de Justicia Corrientes.

http://www.mingobctes.gov.ar/

Contaduria General Corrientes.

http://www.cgpcorrientes.gov.ar/

Cobertura de técnicas de reproducción asistida  E-mail
Lunes, 12 de Noviembre de 2012 16:00

P R O Y E C T O     D E     L E Y

 

INICIADOR: Senador David Dos Santos

TITULO: Cobertura de técnicas de reproducción asistida.

 

FUNDAMENTOS

Señores Legisladores:

Elevo a consideración de esta Honorable Cámara el presente proyecto de Ley, mediante el cual se propone regular la cobertura social de las técnicas de fecundación asistida humana.

Nos encontramos ante un escenario de vertiginosos cambios, los avances de la ciencia y la tecnología, tanto como resultan útiles y acarrean innumerables ventajas, también nos dejan expuestos a controversias y dilemas legales, sociales, y éticos, que debemos resolver.

La aparición de estas técnicas en la década de los 70, supuso la apertura de nuevas posibilidades de solución a los problemas de infertilidad para un amplio número de parejas aquejadas por esta patología.

En el año 2009, la Organización Mundial de la Salud –OMS-, y el Comité Internacional de Evaluación de Técnicas de Reproducción Asistida, determinaron a la infertilidad como la "enfermedad del sistema reproductivo definida como la incapacidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales no protegidas"

El Derecho a la Salud ha sido reconocido expresamente en diversos tratados internacionales con jerarquía constitucional en nuestro país, y por tanto concebir la infertilidad como enfermedad, plantea la urgente necesidad de abordar su regulación, para respaldar la eliminación de los obstáculos económicos, sociales, o de cualquier otra naturaleza, que afecten o impidan su ejercicio, haciendo que se incorpore dentro de las prestaciones medicas obligatorias de obras sociales y prepagas, la cobertura integral de los procedimientos que la Organización Mundial de la Salud define como "Reproducción Humana Asistida".

Después de transcurrido un año de relaciones sexuales regulares sin ningún tipo de protección y sin embarazo, puede comenzarse a sospechar la existencia de alguna alteración. Son muchas las causas de infertilidad, y obviamente no existe una cura única para todas las causas, por eso siempre se requerirá un análisis exhaustivo y el diagnóstico preciso en el hombre y en la mujer para que el tratamiento tenga éxito, conociendo y corrigiendo el mayor número de causas se obtendrán las mejores posibilidades de lograr el embarazo.

Cuando la técnica de fecundación asistida, se produce con óvulos y esperma pertenecientes a las partes integrantes de la pareja que busca el embarazo deseado, los dilemas éticos-legales son a primera vista más fáciles de resolver. Por el contrario, cuando para lograr conseguir dicho embarazo, debe recurrirse a la intervención de terceros a la pareja a través de la donación, se presenta un tema complejo, donde se encuentran en juego consecuencias jurídicas que no son competencia de esta legislatura provincial remediar.

El artículo 242 del Código Civil, establece que “… la maternidad quedará determinada, aún sin reconocimiento expreso, por la prueba del nacimiento y la identidad del nacido…” Es decir, en nuestra legislación actual, no se encuentran contemplados casos como: la técnica de reproducción asistida por donación de gametos, el anonimato de los donantes, el derecho del hijo a conocer su origen,  el estatus jurídico del embrión, en fin, un sin número de planteos y nuevos conflictos que necesitan solución y reglamentación

Autorizar la práctica de fertilización heteróloga, no trasunta una simple concesión legislativa que pueda efectuar el Estado Provincial – amparado en su deber de garantizar el derecho a la salud –, desentendiéndose de las consecuencias jurídicas que tal método de fecundación trae aparejado en amplios sectores del Derecho Civil, ordenamiento cuyos institutos, como ya se ha dicho ut-supra, no les dable enmendar, modificar o amplificar a esta Legislatura (art. 75 inciso 12º de la CN).

Por lo tanto, el diverso tratamiento brindado en este proyecto, a la fertilización homóloga respecto de la heteróloga, posee adecuada justificación y, consecuentemente, aleja la distinción de trato, de todo reproche de arbitrariedad, o discriminación.

En otro orden de ideas, es de suma importancia destacar que la efectividad clínica de la fertilización asistida, y las chances de embarazo a término, son directamente proporcionales a la edad de la mujer. Después de los 35 años, la tasa de fertilidad comienza a decrecer notoriamente. Sin embargo, tal como revelan la Asociación Civil Concebir (Grupo de apoyo para parejas con trastornos en la reproducción) y la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (Samer) “…las parejas consultan cada vez más tarde, lo que atenta contra el éxito del embarazo…”.

La edad óptima, según parámetros internacionales, para que se le practique una FIV (Fertilización In Vitro) es de 23 a 39 años; así según cifras de nacido vivo por FIV, reportadas en UK (Reino Unido) son: entre los 23 y 34 años, más del 20% (no más del 28%); entre los 36 y 38 años, 15%;  a los 39 años 10%;  y más de 40, años 6%.

Resulta entonces, que establecer parámetros de edades para la cobertura social de las practicas no se trata de una demarcación legal, sino médica, dada la mayor posibilidad de lograr el embarazo sin estas técnicas hasta los 30 años, y la diferencia de éxito y riesgos en los tratamientos de reproducción asistida más allá de los 40 lo que hace que sea recomendable no sobrepasar ese límite. (40 años fue la edad consensuada entre científicos y profesionales en 2002, y publicada en la Revista Iberoamericana de Fertilidad).

La importancia de la edad en la que se tiene hijos es bien conocida en las mujeres y poco en los hombres, sin embargo ellos también tiene su reloj biológico. El hombre produce espermatozoides a lo largo de toda la vida. Pero el paso del tiempo puede producir cambios en el seminograma y oxidación de los espermatozoides y reducir así la capacidad fecundante del semen. Además, el daño en el material genético contenido en los espermatozoides se incrementa con la edad y puede ser causa de enfermedades en los hijos. Así por ejemplo, el riesgo de mutaciones espontáneas de un gen puede ser 5 veces mayor en un padre de 45 que en uno de 20 años.

Vale señalar también, que la chance de nacidos vivos aumenta entre el primer y tercer ciclo de tratamiento con FIV, luego de esto las posibilidades decrecen notablemente.

La inclusión de estas estadísticas, son al efecto de que no solo haya un nivel de análisis clínico, sino que este se extienda al costo-efectividad, para que la distribución de los recursos sea eficiente y justa.

Los presupuestos sanitarios son indefectiblemente limitados, y los gastos de salud crecientes a medida que aumenta el nivel de vida y las posibilidades de la técnica. Esto implica que los gastos deben mensurarse, y a su vez conlleva a elegir prioridades en la atención sanitaria de la población. La jerarquización de las prestaciones y su financiación debe ser elaborada de acuerdo con las necesidades más urgentes de la población a la que los programas de salud pública se dirigen.

Tendiendo al criterio de equidad, deben contemplarse algunos criterios y condiciones de aplicación de las técnicas de reproducción asistida, para disipar con mayor urgencia por ejemplo los casos donde existan posibilidades razonables de éxito, y cuando la pareja no posea hijos en común, como así también establecer un límite de intentos de acuerdo a las mayores probabilidades.

Todo lo referenciado crea una red de complejidades que apenas comenzamos a esbozar, tendremos que enfrentar profundos impactos que, sin duda, la “revolución biotecnológica” tendrá en riesgos y oportunidades.

La necesidad de caminar junto a los avances, e interactuar con las diferentes miradas, (éticas, sociales, del gasto público, etc.) propician la creación de un Consejo Asesor interdisciplinario de reproducción asistida, como órgano rector, que tenga como función contribuir a la formulación de políticas de salud, mediante la asesoría sobre selección, uso y alcance, incorporación, exclusión, difusión, y todo otro tema relacionado con tecnologías en reproducción asistida en nuestro sistema de salud con base a criterios de razonabilidad y efectividad.

La autoridad de aplicación de la presente, con el asesoramiento del Consejo Asesor, debe expedirse periódicamente respecto de los progresos que se observen, sobre las modalidades prestacionales contempladas, y los requisitos a cumplir por los Centros que brinden la prestación.

La sociedad en que vivimos es una sociedad plural, constituida por individuos y colectivos con intereses y sensibilidades diversos, potencialmente en conflicto, en la cual el ciudadano no constituye simplemente una pieza más en la suma de la voluntad común, y en la que precisamente la función de las estructuras estatales es conciliar los distintos planteamientos en el marco de los principios establecidos por la Constitución, instrumentando remedios a través de leyes apropiadas.

Por todo ello solicito vuestro acompañamiento para la aprobación del proyecto adjunto.

PROYECTO DE LEY

 

EL HONORABLE SENADO Y LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS

DE  LA  PROVINCIA DE   CORRIENTES,  SANCIONAN  CON  FUERZA  DE

L      E      Y

Artículo 1° - Objeto

El objeto de la presente ley es reconocer a la infertilidad humana como enfermedad del sistema reproductivo, y garantizar el acceso equitativo de la población al diagnóstico y tratamiento, a través de obras sociales y prepagas, que actúen en el ámbito de la Provincia.

Artículo 2º.- Definición

A los efectos de la presente ley entiéndase por infertilidad humana a la incapacidad de lograr un embarazo clínico, después de 12 meses o más, de relaciones sexuales no protegidas.

Artículo 3 º.- incorporación a las prestaciones medico obligatorias

Incorporase dentro de las prestaciones medico obligatorias, del Instituto de Obra Social de Corrientes –IOSCOR-, y demás Obras Sociales y de Medicina Prepaga, que actúen en el ámbito de la Provincia, la cobertura médico-asistencial integral para el diagnostico y tratamiento de la infertilidad, conforme a esta ley y a las disposiciones que se dicten al respecto.

Artículo 4º.- Técnicas de reproducción asistida.

Establécese la obligatoridad de la cobertura de las prácticas destinadas a la procreación de un hijo biológico, a través de hasta tres ciclos de técnicas de fertilización homóloga exclusivamente, que reúnan las condiciones de acreditación científica y clínica, conforme lo determine la autoridad de aplicación.

Artículo 5º.- Condiciones personales

Se garantiza la cobertura de las técnicas de reproducción asistida, cuando:

a)      existan posibilidades razonables de éxito,

b)       no supongan riesgo grave para la salud, física o psíquica, de la mujer o la posible descendencia,

c)      ambos miembros de la pareja tengan plena capacidad de obrar, y prueben como mínimo 2 años de matrimonio o convivencia.

d)      la mujer tenga entre 30 y 40 años de edad inclusive, y el hombre hasta 45 años de edad.

e)      los requirentes posean domicilio en la provincia, y un mínimo de dos (2) años de residencia inmediata anterior a la fecha de la solicitud.

f)       quien posea una causal de infertilidad sea afiliado o adherente, a la obra social o institución de medicina prepaga, ante la que se solicita la prestación.

Artículo 6°.- Requisitos médicos

Para la utilización de técnicas de reproducción asistida, debe constar en el expediente clínico de la pareja solicitante:

a)      certificación médica de que es la única manera en que la pareja puede concebir,

b)      certificación medica de la causal de la infertilidad,

c)      certificación de valoración psicológica,

d)      consentimiento informado suscripto por ambos miembros de la pareja.

Artículo 7°.-  Exclusiones

Se excluye la cobertura cuando:

a)      la mujer posea alguna enfermedad crónica que pueda agravarse con un embarazo,

b)      alguno de los integrantes de la pareja posea alguna enfermedad de trasmisión vertical aguda,

c)      existan indicaciones de donación de gametas, óvulos, embriones y/o inseminación con semen heterólogo.

d)      se indique sustitución de vientre o utilización del vientre de una tercera persona.

Artículo 8°.- Autoridad de aplicación

El Poder Ejecutivo determinará la autoridad de aplicación de la presente, con facultades de regulación y fiscalización, conforme a la reglamentación que se dicte de la presente.

Artículo 9 °.- Red de prestadores.

Por reglamentación se establecerán los requisitos que deberán cumplimentar las Instituciones para adherirse a la red de Prestadores de Fertilización Asistidas, para el cumplimiento del objeto de esta ley

Artículo 10°.- Sanciones

La autoridad de aplicación dispondrá las sanciones que correspondan en caso de incumplimiento de lo dispuesto en la presente ley.

Artículo 11°.- Consejo Asesor interdisciplinario de reproducción asistida.

Creáse el Consejo Asesor interdisciplinario de reproducción asistida, como órgano colegiado, de carácter permanente y consultivo, con el fin de asesorar y orientar a pacientes y profesionales, contribuir a la actualización y difusión de los conocimientos científicos y técnicos, elaborar guías de criterios funcionales y estructurales de los centros y servicios donde se realizan, y todo lo relacionado a las técnicas de reproducción asistida.

La integración y funcionamiento del Consejo serán definidos por reglamentación

Artículo 12°.- Presupuesto

Los costos que demande la cobertura de técnicas de reproducción asistida se solventarán con partidas del presupuesto, de la obra social o entidad de medicina prepaga obligada en cada caso en particular, conforme sea su afiliado o adherente quien posea la causa de infertilidad.

Si la causal de infertilidad es compartida por ambos miembros de la pareja, y estos poseen diferentes coberturas, el gasto se afrontará por cada uno de los obligados según las practicas que se realicen en sus afiliados

Los afiliados voluntarios, podrán acceder a la cobertura de Fertilización Asistida a partir de los 2 (dos) años de su ingreso a la Obra Social.

Artículo 13°.- De forma.

 

Dependencias del la Cámara

► Direccion General de Administración.

► Departamento de Liquidaciones.

► Departamento de Personal.

► Departamento de Ceremonias y Protocolo.

► Departamento de Prensa.

► Departamento de Biblioteca.

► Departamento de Asuntos Jurídicos.

► Departamento de Archivo.

► Departamento de Intendencia.

►Division de Informacion Parlamentaria.

David Dos Santos. Senador provincial en Corrientes Argentina ©Copyright 2013. Permitida la reproduccion bajo citacion de la fuente.
Area de difusion y prensa: Bianca Roschioni